Libros para el embarazo: ‘Bebé a bordo’

bebe-a-bordo-ana-garcia-sineriz-ref4367El libro del que voy a escribir hoy fue uno de los primeros que cayeron en mis manos cuando supe que me había quedado embarazada. Sí, entré en la biblioteca y salí de ella con un cargamento de publicaciones sobre la gestación para saber qué iba a pasarme en los siguientes meses.

La verdad es que lo recordaba como un buen libro, ameno y práctico. En definitiva, una de esas obras de ensayo sobre maternidad que me habían gustado. No lo suficiente como para comprármelo, pero sí como para recomendar su lectura. Eso ha sido así hasta que lo he vuelto a sacar y lo he leído nuevamente. O han cambiado el texto (cosa imposible) o mi mentalidad está a años luz de la que tenía cuando quedé encinta (algo más probable y sensato).

A continuación, la ficha técnica y mi opinión tras la segunda lectura. Sigue leyendo

Anuncios

Libros para el embarazo: ‘Cosas que nadie te contó antes de tener hijos’

Cuando estás embarazada tienes mucho tiempo para documentarte y empaparte sobre lo que se avecina. ¿Sobre las rabietas y la alimentación complementaria? No, mujer, sobre el proceso de embarazo, el parto y, como mucho, las primeras semanas del recién nacido.

Seamos sinceras, ¿quién no entra en internet a investigar qué es lo que está sucediendo en su cuerpo y en el del bebé a cada instante? (Yo estaba adicta. En un próximo post recomendaré webs y Apps a las que recurría constantemente). Pero más allá de internet, hay un mundo maravilloso de revistas y libros que ilustran, guían y aconsejan.

Hoy comienzo una serie que analiza algunos de los libros para embarazadas que han caído en mis manos y que puedes encontrar en cualquier librería o biblioteca pública.

Por ser más o menos reciente y, según mi criterio, indispensable, doy el pistoletazo de salida con ‘Cosas que nadie te contó antes de tener hijos’, de la periodista Cecilia Jan; un libro totalmente aconsejable para antes, incluso, de quedarte en estado. Sigue leyendo

Carta de despedida a mi hijo

abortoUno de los motivos por los que he tardado tanto en retomar el blog  y volver a compartir las experiencias de esta enorme aventura que es la maternidad, ha sido el duro golpe que me llevé a finales del año pasado. Justo cuando estaba pasando por una grave crisis personal, en la que el monstruo de la mala madre tuvo un papel importante, nos enteramos de que una nueva vida se estaba creando dentro de mí. Una vida que llegaba sin planificar y que nos hacía replantearnos 10.000 cosas. Pero unos días después, la historia de mi primer embarazo se repetía, y ese niño dejó de existir muy pronto. Demasiado pronto…

Me costó. Mucho más que el primer aborto. No paraba de darle vueltas a lo que había sucedido, no debaja de llorar y, lo peor, es que no me podía permitir el lujo de pasar el duelo con un niño tan pequeño dependiendo las 24 horas de mí. Por fin, un día, aproveché un instante, me armé de valor y le escribí una carta. Una carta de despedida que hoy quiero compartir contigo. Me sirve como desahogo, pero quizás también sea de ayuda para alguna persona que esté pasando o haya pasado por lo mismo que yo. Porque sabemos que los abortos casi nunca se cuentan y son tan duros…

Ésta es la carta. En estos momentos, te estoy abriendo de par en par mi corazón… Sigue leyendo

Lo que no te cuentan de la maternidad

pinturas-al-oleo-madres-con-bebes-en-brazosCuando iba a las charlas de la matrona por la Seguridad Social, me llamó mucho la atención una cosa que nos dijo, que eso de parir no le daba tanto miedo como a nosotras, que ella de lo que de verdad tenía miedo era de lo que pasaría después, de si sabría criarle, educarle… Me chocó. Me sorprendió porque siempre, de lo primero que te hablan en una charla de preparación al parto es, precisamente de eso, del parto. Se centran en cómo detectar las contracciones, cómo controlarlas, cómo respirar…, pero nadie nos habla de lo que pasa después. Es como si la maternidad se redujera al momento del alumbrado. Sí, te cuentan un poco cómo curar el ombliguito del bebé, la importancia del piel con piel durante la primera hora de vida del niño y poco más. A partir de ahí, apáñatelas tú sola. Que luego, cuando pasan las 48 horas de rigor y en la clínica te dan el alta, te empieza a invadir un miedo atroz. Un sentimiento de inseguridad que te recorre el cuerpo. Miras a tu chico, él te mira a ti y la gota de sudor fría va cayendo lentamente por la frente de ambos. “¿Y ahora qué?”

Sigue leyendo

No soy una madre perfecta

supermamaLo siento, pero no, no soy una madre perfecta ni lo llegaré a ser. No me van a dar una medalla por ser la madre del año. Jamás me distinguirán con ningún premio ni seré una madre a imitar. No soy la madre que quise ser y me tengo que perdonar. Es una losa que pesa mucho y debo quitarme.

Cuando eres madre, entras en una vorágine extraña. Tienes a una nueva criatura que depende de ti las 24 horas. No puedes escapar, no puedes cerrar los ojos y poner el pause, no puedes volver a tu vida anterior. Todo cambia. Es un proceso lento e intenso que aún no he terminado de asimilar. En estos momentos, habiendo pasado 19 meses desde que mi bebé llegó al mundo, sigo teniendo la mente en modo centrifugado. No pienso con claridad. Mi mente es un sinfín de ideas inacabadas, datos, dudas y preocupaciones que hay que desfragmentar, ponerlas en orden… Ahora mismo mi vida es todo caos. Y con una cabeza caótica, todo se vuelve caótico. Todo lo que imaginé que iba a hacer o iba a estar haciendo ahora, no existe, no tiene nada que ver. Sigue leyendo

¿Qué se puede esperar cuando se está esperando?

que_se_puede_esperar_cuando_se_esta_esperandoChicas, no he podido resistirme a la tentación y me he comprado el super libro de la embarazada, ese que parece que todo el mundo adquiere cuando va a tener un bebé: ¿Qué se puede esperar cuando se está esperando?, de Arlene Eisenberg.

No me he comprado la cuarta edición (la más reciente) porque cuesta una pasta gansa, nada menos que 40 euros, así que me he decidido por hacer la compra a través de una web de segunda mano (Todocolección.net). La que yo tengo es la segunda edición (con una portada bastante más fea de la actual) y con menos capítulos. Al parecer, en cada edición se va ampliando el libro. Pero bueno, como aún no estoy embarazada, creo que me va a ser igual de útil.

Para que os hagais una idea, el libro comienza con la pregunta “¿Estoy embarazada?”, contándote cuáles suelen ser los síntomas que te van avisando de que algo ha pasado en tu interior. (En la cuarta edición comienza con unos consejos para antes de quedar en estado. Es decir, para cuando se inicia la búsqueda). Sigue leyendo