Libros para el embarazo: ‘Bebé a bordo’

bebe-a-bordo-ana-garcia-sineriz-ref4367El libro del que voy a escribir hoy fue uno de los primeros que cayeron en mis manos cuando supe que me había quedado embarazada. Sí, entré en la biblioteca y salí de ella con un cargamento de publicaciones sobre la gestación para saber qué iba a pasarme en los siguientes meses.

La verdad es que lo recordaba como un buen libro, ameno y práctico. En definitiva, una de esas obras de ensayo sobre maternidad que me habían gustado. No lo suficiente como para comprármelo, pero sí como para recomendar su lectura. Eso ha sido así hasta que lo he vuelto a sacar y lo he leído nuevamente. O han cambiado el texto (cosa imposible) o mi mentalidad está a años luz de la que tenía cuando quedé encinta (algo más probable y sensato).

A continuación, la ficha técnica y mi opinión tras la segunda lectura.

Título: Bebé a bordo. Disfrutar del embarazo y la maternidad.

Autor: Ana García-Siñeriz

Barcelona, septiembre de 2000

Ediciones Martínez Roca, S.A.

Número de páginas: 190

ISBN: 84-270-2600-5

En las casi 200 páginas que componen el libro, la periodista aborda temas de forma amena pero también superficial. Es una obra entretenida, que podría resultar interesante como aproximación al universo embarazo pero que, quizás por los años que han pasado desde que se publicó, recoge información obsoleta y errónea. Por ejemplo, en uno de los párrafos se puede leer: “Si tenemos la intención de dar el pecho a nuestro hijo, lo ideal es comenzar lo antes posible. A las tres horas se coloca al niño 10 minutos en cada pecho”. Vamos a ver, Ana García-Siñeriz, ¿lo antes posible es a las 3 horas? Lo antes posible es inmediatamente o, como mínimo, en la primera hora de vida. ¿Y eso de 10 minutos en cada pecho? La lactancia es a demanda, libre de horarios y de relojes que cronometren el tiempo que pasa el niño en cada mama. Lo triste ya no sólo es que el libro contenga estos malos consejos, sino que para realizarlo, la presentadora contó con el asesoramiento de especialistas médicos.

En cuanto a la lactancia, he encontrado otra perla que me ha dejado a cuadros. Ana aconseja que la madre pase sed y beba poco líquido durante los 3 primeros días tras el parto para evitar una gran subida de leche. Actualmente, lo que se les dice a las puérperas es justo lo contrario, que si están con la lactancia materna, se hidraten y beban todo lo posible.

Sin embargo, no todo es malo. García-Siñeriz anima a la lactancia materna y dedica un apartado a explicar ‘Cómo dar el pecho a tu bebé’ en el que se incluyen buenas recomendaciones, como pedir intimidad al iniciar la lactancia hasta que se haya normalizado o asegurarse de que el niño hace un buen agarre. Eso sí, la muchacha continúa erre que erre con que hay que poner al niño 10 minutos en cada pecho y que hay que lavar la mama antes de la toma. (Repito, olvídate del reloj si amamantas a tu hijo. Que coma cuanto quiera. El cambio de pecho se hace cuando notas que lo ha vaciado por completo y, por supuesto, no hace falta que te lo laves. Es más, eso puede favorecer la aparición de grietas en el pezón).

En cuanto a la analgesia epidural, ella tiene claro que lo de “parirás con dolor” debe quedarse en la Biblia. Sus palabras son: “Lo ideal es no sentir dolor pero sí tener sensaciones, sobre todo en el canal del parto, a la hora de la expulsión”. No hay ninguna línea en la que se hable sobre las contraindicaciones ni en la que se contemple la posibilidad de tener un parto natural.

El resto de la obra, como comenté anteriormente, abarca muchos temas de manera superficial, como las posturas que evitan el dolor de espalda, cuidados básicos (muy básicos) durante el embarazo, la alimentación, las visitas en el hospital y la depresión postparto.

Sobre la toxoplasmosis (un tema que me preocupa debido a mi amor por los animales) sólo indica que hay que extremar las precauciones con los gatos, pero no da ninguna explicación sobre cómo se contrae la enfermedad o por qué se debe establecer ese cuidado con los felinos.

En definitiva, supongo que cuando salió a la luz era un libro actualizadísimo (espero, porque lo contrario significaría que los profesionales que la asesoraron no lo eran tanto), pero a día de hoy está obsoleto. Este libro puede ser peligroso si cae en manos de mujeres con escasa o nula información sobre lactancia, pues las nefastas recomendaciones al respecto pueden favorecer, y mucho, al fracaso de la lactancia materna.

 

Anuncios

2 comentarios en “Libros para el embarazo: ‘Bebé a bordo’

    • El problema es que lo cuenta gente famosa y, encima, pone que ha sido asesorada por profesionales…, creo que eso puede confundir mucho a las futuras madres. Por suerte, hoy en día el acceso a la información es más sencillo y hay muchas mujeres y asesoras de lactancia que informan de maravilla 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s