Bebé ecológico: Pañales biodegradables

Cuando me quedé embarazada tuve muy claro que quería reducir al máximo la huella ecológica de mi bebé. Soy la típica “loca” que pasea por la orilla de la playa recogiendo a su paso bolsas, latas, colillas, botellas y demás desperdicios que los bañistas dejan abandonados tras su maravilloso día de descanso. Amo la naturaleza y tener en mi mente la imagen de montañas y montañas de pañales usados en el vertedero, no me molaba nada.

Justo por esas fechas (9 meses dan para ver mucha tele), me topé con un reportaje de El escarabajo verde que me hizo ver la luz: ¡los pañales de tela existían! Pero no esos pañales que me ponía mi madre con imperdibles y un plástico alrededor. Eran pañales normales, con su forma estándar ya hecha, pero con materiales respetuosos con el medio ambiente, como algodón y bambú.

A mi chico no le entusiasmó mucho esa idea. Sólo pensar en tener que lavarlos tras los regalitos de nuestro hijo, poner y tender lavadoras ya se le hacía cuesta arriba, así que me puse a indagar por otro lado y descubrí los pañales ecológicos, pero sin descartar del todo los otros. No eran de tela pero se desintegran mucho antes que los que todos conocemos. Así que, mientras lo intentaba convencer, decidimos que los primeros días del bebé íbamos a utilizar unos desechables ecofriendly. Más que nada porque no nos íbamos a poner a guardar los pañales sucios durante nuestra estancia en la clínica y por el tema del meconio, que es más engorroso de limpiar.

Miramos páginas y páginas en internet, leímos foros y, finalmente, optamos por comprar éstos:

Wiona

panales-ecologicos-recien-nacido-wiona-

Son los primeros pañales que tocaron el culillo de mi bebé.  No han sido blanqueados con cloro ni contienen sustancias químicas dañinas. Es biodegradable en un 70%. (Éste es un dato  importante. Aún no existe el pañal 100% biodegradable o, al menos yo, no lo conozco). Contiene un tratamiento con árbol de té, para evitar los malos olores y, además, carecen de plásticos. El ajuste es bastante bueno, aún para un recién nacido. Por desgracia, la empresa ha anunciado que va a dejar de fabricarlos, aunque aún se pueden adquirir algunos paquetes en la web de Mowgli.

Moltex Bio Baby

d2ae7c17b34b5f815a5e227542a9c016Éstos son los que más hemos usado. Si has comprado pañales “tradicionales”, de los que se encuentran en cualquier súper, comprobarás que son algo más rígidos. Sin embargo, a nosotros nos han venido de fábula. ¡Duran hasta 12 horas! Y, además, a penas huelen cuando tienen pis.

Respecto al tema ecológico que, en definitiva, es lo que más me preocupa, tienen una cubierta externa impermeable que se biodegrada entre 3 y 6 años, no contienen productos químicos dañinos para el bebé (como el cloro) y cuenta con materiales sostenibles, como la celulosa. Asimismo, tanto la cubierta interna como la capa de transferencia están hechas en un 50% con fibras de origen natural e hipoalergénicas. Para la absorción, disponen de un gel que contiene un compuesto natural a base de almidón, biodegradable en un período inferior al año.  

Como te dije anteriormente, son los pañales que más hemos comprado. Están a la venta en Alcampo, Eroski y Toys R Us, aunque también los puedes comprar en diversas páginas de internet.

¿Y tú, también has usado pañales ecológicos? ¿Conoces alguna otra marca que quieras recomendar? ¡Cuéntame!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s