Embarazo: Mis 20 semanas

¡¡¡Hola, chicas!!! Pues hoy he empezado la semana 20 ¡Qué ilusión! ¡Por fin puedo decir que estoy en la mitad del embarazo! A mí, vestida, la barriga no se me nota nada. Yo suelo decir que tengo una barriga tímida. Todo aquél al que le digo que estoy embarazada de 4 meses pone una cara de asombro tremenda, y tengo ganas de que se note ya, para que la gente me deje paso, que voy a caminar y tengo que estar apartándome todo el rato!!! Ya le he dicho a mi marido que me cogeré la revancha cuando vaya con el carrito, los voy a atropellar a todos, jajajaja.

Ya estoy notando movimientos extraños. Empezaron a principios de la semana pasada. No son como me los imaginaba, me habían dicho que eran una especie de aleteo de mariposas o burbujas, pero siento más bien como si se estuviera contrayendo algún músculo o como un latido. Mola un montón. ¿Las patadas se sentirán igual o será algo más intenso? Lo que es importante, y también hace muchísima ilusión, es que el padre de la criatura ha podido sentirlo. Mi enano es un poco cabroncete, no para de moverse, pero desde que el padre pone la mano sobre mi tripa, se hace de rogar. Es como si estuviera jugando al escondite con él, jajaja.

En el post anterior os dije que iba a explicar por qué había tardado tanto en volver a escribir. Después de la ecografía de las 12 semanas (el triple screening) me quedé bastante chafada. Sí, estaba todo muy bien, pero me quedé con una mala sensación tras el modo en el que tuve la cita en la seguridad social, y me cogí un gran cabreo. No quería contar mi experiencia con esa mala leche que me invadía, y preferí esperar un poco. Unos días después, la pereza se apoderó de mí, pero no sólo en lo que respecta al blog, sino a mi vida en general. Tenía sueño todo el rato, era una marmota que sólo comía, dormía y se levantaba 30 veces para mear. Me convertí en un bebé gigante. Ahora parece que la normalidad vuelve a mi ser, aunque el sueño no quiere despegarse de mí.

Algunas chicas me han dicho que aproveche ahora para dormir todo lo que mi cuerpo me pida, que no sólo voy a pasar noches en vela cuando nazca la criatura, sino que en el tercer trimestre el insomnio suele hacer su aparición, así que estoy siguiendo el consejo a rajatabla.

En estas semanas también hemos aprovechado para hacer unas “pequeñas compras”. No hemos adquirido nada de ropa, ni chupetes, ni biberones, pero sí lo que consideramos más importante: la habitación, la cuna y el carrito. Ya os hablaré de estas adquisiciones y del tipo de crianza que queremos llevar a cabo con el peque.Semana 19 recorte Y algo que me tiene muy pero que muy preocupada: Al inicio del embarazo, en los 2 primeros meses y medio no engordé nada, pero desde finales de enero hasta ahora he cogido casi 6 kilos!!! No es que esté comiendo todo el rato, aunque sí es verdad que tengo mucha hambre y me pillo chocolatinas y bollería que no tendría que comer… Me asusta pensar cómo voy a estar en agosto, con todo el calor y los kilos de más…

Aquí os dejo una fotografía de mi barriguita. Estaba de 19+3. Parece que tengo bastante, pero con una camiseta no se nota nada, es como si me acabara de pegar un atracón en cualquier establecimiento de comida rápida. A ver si se deja notar un poquito más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s